viernes, 3 de enero de 2014

Estadisticas del 2013

La verdad es que me gusta hacer una estadística de los juegos de mi colección, hay quien no se fija en el uso que le da a un juego y hace referencia a los sentimientos y sensaciones que producen al abrirlos, leer las instrucciones, etc... Es algo en lo que estoy de acuerdo, pero eso no quita que me siga gustando tener mis estadísticas.

Podéis encontrar las estadísticas del 2012 aquí:
Estadisticas del 2012

Repasamos primero los más jugados de este año pasado:
Dominion103
Love Letter62
Zero49
King of Tokyo39
7 Wonders32
The Settlers of Catan27
The Resistance21
No Thanks!19
The Werewolves of Miller's Hollow18
Dixit12
Mogel Motte12
Rummikub10
Imperial8
Lost Cities8
Panic on Wall Street!8
Bohnanza7
Category 57
Merchants & Marauders7
Coloretto6
K26

Ha sido un año muy provechoso en cuanto a número de partidas, un total de 580 partidas siendo el mes de Abril un mes récord en cuanto al número de partidas, ¡un total de 124 partidas!
abril 2013: record de partidas

Una vez más la gran mayoría de partidas se las lleva Dominion, el cual aventaja ampliamente al Love Letter. el dominion goza del beneplácito de mi mujer, quien esta enganchadísima al juego y las adquisiciones de expansiones le han dado un buen empujón hasta llegar a superar las 100 partidas.

Love Letter y Zero, ambos juegos muy sencillos y rápidos, usados mayormente para esperar al resto de la gente en las quedadas.

Clásicos como el Catan mantienen un buen ritmo de partidas, es el único que se juega en el bar asiduamente, engancharse a una partida es muy fácil.

Mención especial para el Imperial, nuestro juego fetiche, a pesar de tener el mismo número de partidas que el año pasado se ha caído del top 10 de los más jugados, y es que juegos como King of Tokyo, La Resistencia o los ya comentados Love Letter o Zero han entrado fuerte, supongo que el ser juegos cortos ayuda...

Muy contento en general, he podido probar juegos nuevos y jugar otros que hacia tiempo no salían a mesa, aunque quedan muchos otros que merecen desempolvar.