martes, 29 de octubre de 2013

Jugando a: La Guerra del Anillo



Una vez más, Edu y yo quedamos para repetir con este maravilloso juego, tras las dos derrotas por victoria militar hasta ese momento (en gran medida gracias a que Edu se dio por perdido) Edu me la tenia jurada.
No hubo reparto de papeles, Edu se pidió la sombra así que una vez más me puse camino a Mordor para destruir el anillo.





El viaje empezó con muchos traspiés, la compañía partió de Rivendel con muchos problemas y más lentamente de lo esperado, la sombra tuvo suerte en esta fase inicial, tanta que en los primeros turnos la compañía alcanzo 6 o 7 puntos de corrupción. No tuvo más remedio que tras atravesar Moria descansar en el pacífico bosque dorado de Lorien.

La sombra por su parte entraba en guerra muy pronto. Isengard empezaba a reclutar un gran ejercito mientras tropas salían de Mordor hacia Gondor. Los hombres del Este reunieron sus ejercitos en Umbar y desde este baluarte sorprendieron embarcando hasta Dol Amroth para asediarla, un ataque relámpago inesperado que desencadenaba una invasión temprana a Gondor ¿Resistiria?

Isengard había atacado los vados y obligado a retirarse al Abismo de Helm, sin embargo un fuerte reclutamiento en Edoras y el propio Abismo obligó a replantearse la estrategia a Edu, quien no lo vio claro y retrocedió para evitar un contraataque.


Rohan seguia reclutando fuerzas, mientras la compañía abandonó Lorien y llegó a Edoras. Trancos previamente se habia separado para dirigirse a Minas Tirith, que estaba muy tranquila de momento, para coronarse, pero ante la posibilidad de un asedio desde Mordor al baluarte lo abandonó de nuevo partiendo hacia Rohan. Al poco tiempo Saruman hizo su aparición en Isengard, aumentando la rapidez de formación del ejercito, que ahora con sus elites era muy peligroso y numeroso.

Dol Amroth resistió duramente el asedió, infligiendo grandes bajas al ejercito rival, sin embargo finalmente cayeron y la sombra conquistó su primer baluarte. 


Un ejercito de Mordor capitaneado por 4 Nazgul atacaron Pelargir, la ciudad cayó rápidamente. Sin embargo Aragorn, rey de Gondor, llegó con una hueste de muertos del Sagrario para salvar la ciudad de Pelargir y destruir todo el ejercito de la sombra, matando 5 unidades y los 4 Nazgul. ¡Toda una jugada del rey! Gondor gozaba ahora de un respiro mientras la sombra debía volver a reclutar su ejercito y Nazguls.

La compañía abandonó Edoras, aún no se había recuperado de la gran corrupción ganada al inicio, así que aprovechando el respiro a Gondor llegó a Minas Tirith para sanar aún más la corrupción.

Isengard, muy fuerte en estos momentos, partió hacia un abismo de Helm muy reforzado. La batalla fue sangrienta, digno de película  si no fuera porque la sangre fue de los Rohirins que mordieron el polvo a las pocas rondas.

Gandalf el blanco finalmente hizo su aparición en Fangor (malditas runas que se niegan a salir).


Rohan peligraba bajo amenaza de Isengard, Los hombres del sur estaban reclutando un nuevo ejercito para volver a Gondor y acabar con ellos. La victoria militar de los pueblos libres se antoja imposible, así que la compañía entró con muy buen nivel de corrupción (2 puntos)  en Mordor, era la única esperanza, la compañía de Merry, Pippin y Legolas junto a Frodo y Sam presagiaba un fácil ascenso.

Dos ataques de los Ent a la torre blanca casi consiguen acabar con Saruman, desgraciadamente la ciudad resistió con un solo regular y el mago corrupto se salvó. Hubiera estado bien deshacerse de Saruman...

Edu se vio apresurado, empezó a jugar cartas para dificultar el ascenso al monte del destino y alguna que provocaba corrupción a la compañía, pronto Legolas se sacrificaría por el bien común.

El ejercito que había conquistado el Abismo de Helm partió hacia Edoras, con una fuerza un poco superior a la que le esperaba en la ciudad, sin embargo Edoras no resistió mucho y el ejercito abandonó la ciudad con la idea de entorpecer el avance hacia Gondor.

El nuevo ejercito de los hombres del sur llegó a Pelargir, la cual conquistó sin oposición ante la mirada pasiva de Aragorn.

La sombra acumulaba 7 puntos, el ejercito de Dol Guldur se movilizó hacia Lorien, los hombres del este se acercaron a Erebor y a Valle, el final se precipitaba. La compañía seguía su camino hacia el monte del destino, sin embargo Ella la araña corrompió con 5 puntos a la compañía, que se colocaba en 9 puntos a falta de 2 espacios hasta la cima, con Gollum como guía al perder a los demás compañeros. El otro paso se saldó con otro punto de corrupción gracias a la cota de mithril, el último tramo de montaña era decisivo.

Y la compañía avanzó, con tres ojos puestos del señor supremo buscándolo, a falta de dos puntos de corrupción y con Gollum guiando a Frodo, ¡la victoria estaba cerca!
Frodo llegó a la cima, pero la corrupción pudo con él y Sauron recuperó el anillo. La loseta volteada ha sido un ojo, la compañía gana 3 puntos de corrupción.



Primera derrota de los pueblos libres, marcada por la gran cantidad de corrupción que ha sufrido la compañía, antes de entrar en Mordor y después. De 3 partidas, en ninguna la compañía ha tenido posibilidad alguna de destruir el anillo.