martes, 15 de octubre de 2013

Jugando a: La Guerra del Anillo

Ha pasado el verano, después de una sequía escritora de unos meses recupero el blog para contar el estreno de un juego al que le tenia ganas desde hacia tiempo, pero por su alto coste aun no había adquirido, sin embargo una gran oferta lo rebajó 20€ y no lo dudé. El viernes pasado pude estrenarlo con Edu, ¡yuhu!


Me había estudiado las reglas hacia un par de días, digo estudiado porque tuve que releerlas varias veces para asimilar todas las reglas, que no son pocas. Esta complejidad de reglas se vio reflejada en la larga explicación que aguanto Edu de media hora.

 Edu se puso al mando de los ejércitos de la sombra y yo de los pueblos libres.

La partida empezó un poco a modo de toma de contacto y asimilación de reglas, así que hubo poco movimiento, pronto los tres ejércitos de la sombra se ponían en guerra y empezaron a reclutar aún más tropas. Yo rápidamente activé Gondor y también lo puse en guerra, junto a alguna carta de reclutamiento que me ayudó a levantar una gran defensa en Minas Thirith. La comunidad no avanzó mucho los primeros turnos, sobretodo por los grandes esfuerzos de la sombra por querer descubrir a la comunidad, miedito me daba avanzar con ella.

La sombra seguía acumulando ejercito y yo no veía salvación, Isengard fue el primero que inició las hostilidades atacando Rohan que aún no se había reforzado suficiente. Pronto cayó el abismo de Helm en manos enemigas y Rohan entró en guerra, Edoras empezó a reclutar un gran ejercito para resistir el máximo tiempo posible.


El ejercito de Sauron empezó a salir de Mordor hacia Gondor, los pueblos del sur subieron también hacia Gondor. No presagio un futuro prospero en esa parte del mapa, debía enviar refuerzos pronto.


La compañía aceleró un poco el pasó, atravesó Moria descubierta sacrificando a Gandalf el gris para pasarla sin complicaciones. Cuando estaban cerca de Lorien Trancos y Boromir se destacaron con gran celeridad (gracias a una carta) hasta Minas Tirith, pronto se coronaria un nuevo rey y la defensa de Gondor se vería reforzada. Poco más tarde Legolas y Gimli hicieron lo propio y se dirigieron a Edoras para resistir la embestida de los ejércitos de Isengard.



La invasión de Gondor había empezado, pronto Pelargir cayó bajo manos de los pueblos del sur, El baluarte de Dol Amroth fue la próxima victima de los pueblos del sur, pero estos resistían asediados por un rival muy superior.
La guerra militar parecía imposible, la única esperanza estaba en los pequeños hobbits así que les dí un buen empujón y llegaron a Mordor, donde entraron. Movilicé a los Elfos y el ejercito de Lorien se destacó hacia Moria, asediándolo. Para evitar un contraataque desde Dol Guldur me protegí con una carta que impide que la sombra ataque Lorien, Rivendel y Puertos Grises.
Ante la aparición de Aragon coronado hizo aparición Saruman, seguido muy pronto por Boca de Sauron. Un poco más tarde Gandalf el blanco hizo también su aparición en Fangor.
La sombra aceleró la vía militar, Minas Thirith sufrió ataques y acabó asediada, el ejercito de Edoras junto con Gimli y Legolas fueron eliminados por los secuaces de Saruman, Dol Amroth seguía asediada pero aun resistía, aunque no esperaba que siguiera resistiendo mucho mas tiempo.

La compañía ya en Mordor empezó a mover, la prisa por llegar al monte del destino me jugó en contra y una loseta me hizo ganar 6 puntos de corrupción de golpe! todo un revés para mi única posibilidad, llegar al final se me antoja ahora imposible. Merry y Pippin ya habían muerto en el ascenso.
Empezamos a jugar cartas que incluían losetas de búsqueda favorables, tanto Edu como yo intentábamos manipular esa vía de victoria, pero el avance fue muy duro y a falta de dos espacios solo podía ganar 2 puntos de corrupción o perdería.



Me plantee una victoria militar y vi una posibilidad, los elfos seguían asediando Moria y Isengard estaba vacía, yo había reclutado una pequeña fuerza de Rohan cerca de Edoras, ¿podría llegar hasta Isengard evitando el ejercito de Isengard que aún ocupaba Edoras?
Minas Thirith cayó a manos de Boca de Sauron y con ello Boromir y Aragorn murieron, pero una gran tirada me permitió mucha movilidad de ejercitos. Los Elfos conquistaron Moria en una sola acción y mi pequeño grupo de Rohirins llegaron a Isengard y asediaron Orthanc, esto unido a una mala tirada de Edu que le impidió reaccionar como hubiera querido me permitió conseguir una victoria militar al terminar cayendo Orthanc en el próximo turno.

¡Victoria de los Pueblos Libres! Aunque muy muy justa.

Nota: Lamentablemente no hice fotos, todas están sacadas de la bgg para amenizar la lectura de este tocho.