jueves, 17 de octubre de 2013

Jugando a: Hab&Gut, K2, Samurai, Dominion

Ahora que he retomado la escritura y visto que el anterior reporte ha tenido un buen número de visitas (gracias) paso a contar la sesión de juego de ayer.

Habíamos quedado Edu, Pep, Jordi, Maria Antonia y yo mismo (Xisco), Pep y Jordi llegarían más tarde como siempre (trabajo) y Maria Antonia tenia que corregir exámenes, así que Edu y yo sacamos el Samurai, un juego que escala muy bien.

Montamos la partida rápidamente, aunque hacia tiempo que no jugábamos no tuvimos que repasar las reglas, solo puntualizar la manera de ganar tan kniziana.
En la primera partida pronto coloqué mis losetas gratuitas en espacios que ofrecían doble provecho, aunque no fuera un lugar donde tuviera mucha influencia aún, esperaba asustar a Edu y poder hacerme con la ficha más tarde, esta estrategia resultó no ser optima, Edu jugó mucho mejor y me apalizó.
En una segunda partida cambié la estrategia y Edu intentó la que yo había hecho en la primera partida, comentando mientras lo hacia "No me gusta esta estrategia". Edu, no se porque la haces si no te gusta. Una vez más se demostró que esta estrategia no es para este juego, Edu perdió.






En mitad de la segunda partida llegaron Jordi y Pep, así que al terminar el Samurai sacamos el Hab&Gut.

Una vez más no hubo explicación de reglas y nos pusimos al lió rápidamente. El primer reparto me indicaba un gran aumento de las mercancías amarillas así que fui a por ello. Edu me acompañó pero Pep y Jordi optaron por la mercancía verde. Estas dos fueron las que más beneficio sacaron en esta ronda, subiendo mucho más que las otras, que subieron de valor muy moderadamente.
En la mitad de partida se contaba la inversión en la ciudad, y como siempre me quedé muy atrás en ello, otra vez a recuperar en la segunda mitad si no quiero quedar eliminado.
Desgraciadamente el segundo reparto de cartas no daba pie a un pelotazo, solo la mercancía verde claramente llegaría al máximo posible valor, pero ya tenia un valor muy alto para poder dar un pelotazo. No hubo grandes subidas de valor y se ganó poco en esta segunda ronda.
Finalmente Edu quedó eliminado por ser el más egoísta y ser el que menos donaciones hizo a la ciudad. Pep fue el más rico, yo le seguí muy cerca y Jordi detrás mio también muy cerca. Fue una partida igualada.



Cambiamos de juego otra vez para sacar el k2 al que ni Jordi ni Pep habían jugado, Edu si lo había hecho y como no le tenia muchas ganas no quiso unirse a la partida, así que jugamos a tres.

El juego tiene unas reglas sencillas así que la explicación de reglas fue rápida y lo pillaron enseguida. Preparamos la cara dificil de la montaña y las losetas de invierno. ¡Somos muy valientes!
Jordi y Pep empezaron subiendo ambos alpinistas, yo me decanté por subir uno solo rápidamente. Pronto me copiaron la estrategia pero ya les llevaba ventaja, así que al poco tenia a mi alpinista encima de los 8000 pero sufriendo mucho por el mal tiempo, tuve que instalar mi tienda a falta de un paso para la cumbre por lo mal que lo estaba pasando el pobre hombre.
Jordi y Pep subían por el lado más resguardado del clima pero más costoso de subir, pasándolo mal par moverse debido a las tormentas de nieve pero con sus alpinistas en mejores condiciones. Las tormentas fueron un aliciente para montar tiendas en las cotas altas y empezar a subir el segundo alpinista mientras se intentaba mantener al primero con vida. Pep encumbró la montaña con un movimiento muy poderoso pero no tuvo en cuenta la penalización por ser el que más mueve y tuvo que quedarse en la cima al no poder bajar (mi alpinista le bloqueaba la bajada).
Llegaron momentos difíciles, el tiempo era muy duro y los alpinistas a duras penas podían mantenerse con vida. Pep fue el primero en perder a su alpinista, se dio cuenta que no le era posible aguantarlo y lo abandonó a su suerte para dedicarle cartas al otro. Jordi seguía con su alpinista aguantando con su tienda mientras también subía con el otro. Yo por mi parte intentaba bajar vivo a mi alpinista que había encumbrado la cima.
Aprovechando un respiro del tiempo y muchas cartas buenas baje a mi alpinista por debajo de los 7000, parecía que se salvaría pero en el último turno el tiempo acabó matando a mi héroe. Jordi también perdería a su alpinista que valientemente aguantó justo por debajo de los 8000.
La partida terminó con solo un alpinista por barba, ganó Jordi por haberle dedicado más recursos a ese alpinista y haber llegado más arriba, Pep quedó segundo muy cerca y yo último al no poder salvar a mi alpinista al que había apostado todo.

Tras pasar tanto frió decidimos cenar, Pep y jordi no se quedaron por lo que solo quedamos Edu, Maria Antonia y yo. Estos tres supervivientes llenamos la barriga y luego sacamos el Dominion, Maria Antonia debía tener ganas de ganar fácilmente.

Y en eso se puede resumir las dos partidas, en victorias para Maria Antonia, aunque en la primera Edu consiguió empatar a puntos con ella.
¿Mi estrategia? En ambas fue ir a monedas, pero al haber ladrón en ambas partidas no me fue demasiado bien, en la primera me apalizaron, en la segunda Maria Antonia tuvo la suerte de robarnos Oro y darnos una lección.





Esto fue todo por esta vez, fue un dia especial, por primera vez en mucho tiempo se jugaron a todos los juegos que llevé, ¡increíble!